LAS FANERÓGAMAS MARINAS MADRE DE LA VIDA DEL MAR (19/05/2009)

Ecologistas en Acción i GEN-GOB Eivissa quieren resaltar el fundamental papel de las fanerógamas marinas en los ecosistemas con motivo de la celebración del día mundial de la biodiversidad el 21 de mayo. Queremos recordar que del mantenimiento de estos hábitats costeros sumergidos depende la vida de miles de especies en el mar y buena parte de los municipios costeros

Las fanerógamas marinas o angiospermas marinas son plantas, a diferencia de las algas, con tallo, hojas y frutos similares a las plantas terrestres adaptadas a la vida submarina, las cuales crecen principalmente en fondos arenosos entre la zona de rompientes y los 40 m de profundidad.

En el Estado Español las principales especies son Zostera marina, Zoostera nolti, Posidonia oceanica y Cymodocea nodosa. Zostera marina crece principalmente en las aguas del norte de la península ibérica, en zonas someras intermareales y submareales. Zostera noltii crece en aguas poco profundas y muy protegidas en fondos arenosos por el Atlántico y Mediterráneo, y se encuentra catalogada como especie en peligro en la legislación de varias comunidades autónomas. Posidonia oceanica y la Cymodocea nodosa se distribuyen por el Mediterráneo, siendo P. oceanica una especie endémica de este mar. Ambas encuentran incluidas en el anexo I tipos de hábitats naturales de interés comunitario de la directiva Hábitats 92/43/CEE incluida en la red natura 2000. En las Islas Canarias las praderas, conocidas como sebádales, están constituidas por Cymodocea nodosa, siendo la principal especies en este archipiélago.

Estos hábitats son de gran importancia y de alto valor ecológico por cuatro motivos principales:

- Son el hábitat donde se crecen miles de especies(aprox. 400 spp. de plantas y 1000 spp. de animales, para Posidonia oceanica) por lo que su importancia para la protección de la biodiversidad es fundamental.
- Son lugares fundamentales para la cría, alevinaje y alimentación de especies de interés comercial como el salmonete.
- Previenen la erosión de nuestras playas, protegiendo el fondo por la atenuación del oleaje y fijando la arena.
- Oxígenan el mar a través de la fotosíntesis.

Una correcta gestión de los ambientes costeros que asegure el mantenimiento de las praderas de fanerógamas marinas en un buen estado ambiental es necesario para asegurar la conservación de la biodiversidad marina. Sin embargo,en la actualidad, estos hábitats se encuentran en claro retroceso poniendo en riesgo la conservación de especies emblemáticas de nuestros mares como es el caso de la nacra (Pinna nobilis) molusco protegido. En España, los principales proyectos y actividades que amenazan su conservación son proyectos como el Puerto Industrial de Granadilla en Tenerife, Canarias que amenza un sebadal (Cymodocea nodosa) del que depende el correcto funcionamiento

del ecosistema costero tinerfeño y el sustento y modo de vida de los pescadores artesanales. Los vertidos generalizados de aguas residuales sin depurar en la mayor parte de las rías de Galicia y el cantábrico donde reside la Zostera marina. En el Mediterráneo, sobre Posidonia oceanica una de las principales amenazas son la construcción de puertos, como el Puerto de Interés General de Eivissa que amenaza a la pradera de 8 kilómetros de longitud que une Eivissa y Formentera y que fue declarada como el organismo más grande del mundo por la UNESCO, y los puertos deportivos como el de Campomanes (País Valenciano).

Más Información:
Ecologistas en Acción - Jorge Sáez. 630 524 508 // 615 930 017
GEN-GOB Eivissa – Marià Marí 971390674